Europa niega a Marruecos la soberanía de la pesca en El Sáhara

Victor Darmet

Fuente : Espiral 21

La ong Western Sahara logra un pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la UE. La patronal Fedeport reconoce que « estamos ante un hecho histórico ». El 75% de las descargas de pescado en Las Palmas provienen de aguas saharianas

Europa niega a Marruecos la soberanía de la pesca en El Sáhara Occidental.

La decisión de los servicios jurídicos del Tribunal de Justicia de la UE, con sede en Luxemburgo, acaba de conmocionar los cimientos del Puerto en Las Palmas, base operativa de flotas como la holandesa autorizadas por Marruecos a descargar en los muelles canarios.

La Autoridad Portuaria que preside Luis Ibarra sigue “con inusitado interés” el contenido del documento jurídico y, sobre todo, la posterior sentencia que deberá emitir el tribunal.

El 75% de las 25.000 toneladas que se descargan en los muelles del Puerto de La Luz proceden de Marruecos.

Fuentes empresariales de la patronal Fedeport consideran que “estamos ante un hecho histórico con repercusiones económicas, sociales y políticas“.

A partir de ahora, el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Marruecos dejará de ser válido por incluir el listoral del Sáhara y las aguas adyacentes, según las conclusiones de un abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, publicadas este miércoles por las autoridades comunitarias.

El concepto de aguas adyacentes podría situarse en las proximidades de la Zona Exclusiva de Canarias y en el antiguo banco canario-sahariano, considerado uno de los más fértiles del mundo en especies de gran relieve comercial, como los cefalópodos (pulpos y calamares).

El letrado de la Ue considera que al celebrar el acuerdo, la Unión “incumplió su obligación de respetar el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la libre determinación y de no reconocer una situación ilegal resultante de la vulneración de dicho derecho“.

 También opina que la UE no estableció “las garantías necesarias para garantizar que la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental redunde en beneficio del pueblo de dicho territorio“.

La UE y Marruecos celebraron en 1996 un acuerdo de asociación, 10 años después un acuerdo de pesca y en 2012 un acuerdo de liberalización en materia de productos agrícolas, agrícolas transformados, pescado y productos de la pesca.

El Tribunal de Justicia de la UE yadictaminó en diciembre de 2016 que los acuerdos de asociación y de liberalización entre las partes no se aplicaban al Sáhara Occidental.

No obstante, la corte no se pronunció sobre la validez del acuerdo de pesca.

Ahora, las conclusiones conocidas este miércoles se refieren a una denuncia planteada ante el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y País de Gales por Western Sahara Campaign, una organización de voluntariado en el Reino Unido cuyo objetivo es promover el reconocimiento del derecho a la libre determinación del pueblo saharaui, con motivo del acuerdo pesquero.

Según esa organización, las autoridades británicas actúan ilegalmente cuando aplican dicho acuerdo y, concretamente, cuando dan un trato arancelario preferente a los productos originarios del Sáhara Occidental que van certificados como productos originarios del Reino de Marruecos.

La misma organización pone además en tela de juicio que las autoridades británicas tengan la posibilidad de otorgar licencias para pescar en las aguas adyacentes al Sáhara Occidental, puesto que el pacto prevé que los barcos de pesca de la Unión pueden llevar a cabo en ciertas condiciones actividades pesqueras en los caladeros marroquíes.

Western Sahara Campaign

La corte británica pregunta al Tribunal de Justicia, por un lado, si asociaciones como Western Sahara Campaign tienen derecho a cuestionar la validez de actos de la Unión por incumplir el Derecho internacional y, por otro, si el acuerdo de pesca es válido según la normativa europea.

En las conclusiones presentadas, el abogado general propone que el Tribunal de Justicia conteste que sí es competente para apreciar si son legales los acuerdos internacionales celebrados por la Unión, que asociaciones como Western Sahara Campaign sí están facultadas para cuestionar el acuerdo de pesca y que ese protocolo no es válido, por aplicarse al territorio y las aguas del Sáhara Occidental.

El abogado general considera que deben poder invocarse ante el juez las normas de Derecho Internacional que vinculen a la Unión cuando éstas sean incondicionales y suficientemente precisas en su contenido y cuando su naturaleza y estructura no opten al control judicial del acto que se esté impugnando.

En ese contexto, cree que esos requisitos se dan en las 3 normas de Derecho internacional invocadas por Western Sahara Campaign: el derecho a la libre determinación, el principio de soberanía permanente sobre los recursos naturales, que obliga a que la explotación de los mismos redunde en beneficio del pueblo del Sáhara Occidental y las disposiciones de Derecho internacional humanitario de aplicación al concluir acuerdos internacionales de explotación de los recursos naturales de territorios ocupados.

Por eso, el letrado subraya que dichas normas pueden invocarse en el contexto del control judicial de acuerdos internacionales celebrados por la Unión.

Leave a Comment

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.