Las verdades de Ali Lmrabet sobre Ignacio Cembrero

Nunca me ha gustado Ignacio Cembrero. Cuando aún ejercía como corresponsale de El País, sus análisis y comentarios olían a mierda de la propaganda marroquí. Su ingenuidad le jugó una mala pasada, confiaba en sus relaciones con el Majzén. Sus escritos cambiaron de tono cuando fue expulsado de Marruecos y abandonado por su periódico fascista.
Su carácter despótico y su mentalidad majzeniana le traicionaron cuando empezó a buscarle relaciones neo-nazis al presidente catalán Carles Puigdemont. El periodista rifeño Ali Lmrabet sesintió escandalizado por tal comportamiento indigno de un profesional del perdiodismo.
Lmrabet le recordó su « antigua amistad con el general Laanigri, el jefe de la policía política que degolló personalmente a un empleado en el retrete del Banco central de Marruecos en Rabat ? Pregunta si es cierto a tu confidente y amigo el príncipe ».
« No cenabas a menudo con Fuad Ali El Himma, el consejero del rey, el mismo que asoló a mi país y a mi región de origen y envió a las cárceles del tirano a varios periodistas ? « , preguntó Lmrabet.
« Y si hablamos de tu antigua amistad con el general Laanigri, el jefe de la policía política que degolló personalmente a un empleado en el retrete del Banco central de Marruecos en Rabat ? Pregunta si es cierto a tu confidente y amigo el príncipe », añadió.

 

Comments are closed.