Mohammed VI : el Frankenstein de Francia

Una reflexión que, probablemente, sonará rara en España, pero que para mí tiene mucho sentido.

Aminatou Haidar acaba de declarar en Argelia que la verdadera potencia que ocupa el Sáhara es Francia. Una observación muy pertinente, ya que, en realidad, la guerra que el pueblo saharaui libra por su liberación no es contra Marruecos sino contra Francia, que es la que mantiene este conflicto para imponer la supremacía marroquí en la región y aplastar a Argelia por su negativa a adherirse a la manada de países africanos controlados por París y que está viendo sus intereses en Africa amenazados por China y otros países.

El apoyo de Francia ha contribuido seriamente a la creación de un régimen arrogante en Marruecos que ha dado lugar a la actual situación de terror. Mohammed VI se ha convertido en el Frankenstein de la región que se rebela contra su creador, las autoridades francesas.

Madrid, por su parte, cometió el error de alimentar a este monstrúo, en particular desde el 11-M. Las autoridades españolas fueron recompensadas por Francia en las instituciones europeas donde París hizo lo mismo con Marruecos : arrebatar a la Unión Europea algunos proyectos de cooperación. Por ello, españoles y saharauis tienen un denominador común : son víctimas del imperialismo francés.

Comments are closed.